sábado, 7 de agosto de 2010

CARÁCTER SISTEMICO DEL CONTROL INTERNO




El control interno no es una secuencia estricta de componentes, en que cada uno influye únicamente en el que le sigue; el control interno es dinámico y flexible, de tal manera que todo componente puede impactar sobre otro, provocando acciones determinadas que corrijan una desviación o refuercen una medida.

Cada organización diseña su sistema de control interno, teniendo en cuenta sus características y condiciones, este aspecto es esencial para que dicho sistema sea efectivo.